BOXES OF DREAMS

la solidaridad es alteridad en estado puro. Siempre es hacia otro. La solidaridad bien entendida empieza allá donde se acaba el yo y empieza el tú.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: ¿LA SOLIDARIDAD VENDE? ¿UNA EXPERIENCIA FUSTRADA?

Estos son algunos de los títulos de publicaciones que he encontrado al bucear por la red para preparar este post.

Me ha llamado mucho la atención que en todos ellos, el paso de un modelo económico a un modelo socio-económico se considera algo muy positivo, casi ya inherente e inseparable de la práctica empresarial y , sin embargo, todavía sigue teniendo mucho peso sobre la RSC el estigma de ser considerada como una mera operación cosmética de marketing para mejorar la imagen de marca e incentivar el consumo.

Y es que esto de echarle la culpa al marketing es algo muy recurrido y/o socorrido, cuando realmente la cosa es tan sencilla como que existen las buenas prácticas y las malas (como en todo), y que las segundas no tienen porqué poner en duda los beneficios y la buena voluntad de quien lleva a cabo en su empresa objetivos relacionados con la RSC.

Este post recoge todas las ideas, dudas y reflexiones que nos han llevado en Salinas a tomar la iniciativa de implantar una acción de voluntariado corporativo.

A MODO DE PEQUEÑA INTRODUCCIÓN

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC), o Empresarial (RSE), nace en Estados Unidos a finales de los años 50 y principios de los 60, a raíz de la Guerra de Vietnam y otros conflictos mundiales, como el apartheid. Despierta el interés en los ciudadanos que comienzan a creer que, a través de su trabajo en determinadas empresas o comprando algunos productos, están colaborando con el mantenimiento de determinados regímenes políticos o con ciertas prácticas política o económicas éticamente censurables.

En Europa RSC no empieza a oírse hasta la década de los 90, el Estado del Bienestar dilató en el tiempo la llegada de este concepto, nosotros le pedíamos al Estado que se ocupara de esa dimensión social, ecológica y ética del trabajo.

Volviendo a la actualidad; cada vez más las empresas construyen hábitats de vida, “hacen sociedad”; y si, es tarea de marketing y Recursos Humanos explicar y hacer real la idea que la RS no es otra cosa que el incorporar consideraciones sociales y ambientales en las operaciones diarias de la empresa. No es un montón de añadidos a la operación: no son donaciones, no es caridad… es asegurar que los impactos de nuestra compañía sean positivos para los ecosistemas y la sociedad.

Es trabajar pensando que tu actividad diaria está transformando una realidad para que sea mejor en el futuro.

SI, LA SOLIDARIDAD VENDE

Y lo que vende es ENGAGEMENT (el arte de construir marcas amadas y admiradas, no solo con consumidores, sino con empleados, proveedores y hasta con la sociedad en general), vende orgullo de pertenencia a la organización, dimensión social de la organización, mejora del clima de la organización imagen de marca etc., quedando atrás otras cuestiones relativas al negocio, como la fidelización de clientes o la mejora de la competitividad.

el voluntariado crea capital social y humano. Es un camino hacia la integración y el empleo y un factor clave para mejorar la cohesión social.

Echad un vistazo a los gráficos presentados por el Observatorio de Voluntariado Corporativo en su informe 2013,  haciendo clic aquí.

 

BOXES OF DREAMS

En Salinas hemos decidido subirnos a este tren y hemos creado “boxes of dreams” una plataforma online que aglutine a todos nuestros grupos de interés: trabajadores, clientes, proveedores etc… con la idea de comunicar y hacer participe a todos estos grupos de nuestras acciones de voluntariado corporativo.

Nuestra idea de voluntariado corporativo está muy ligada a nuestra actividad industrial, nos gustaría centrarnos en proyectos que cambien realidades, que sean sostenibles, que empoderen a los beneficiarios.

La primera campaña será la construcción de un pozo de agua potable con energía solar en Rilima, una región al este de Rwanda. La construcción de este pozo llevará 2 años de trabajos y 56.160€ de inversión. Dará de beber agua potable a una población de 25.940 que ahora bebe agua de un lago cercano directamente y sin depurar.

Hemos abierto la posibilidad a clientes y proveedores de ayudarnos en la financiación del proyecto, así como a todo el conjunto de nuestros trabajadores organizando una carrera solidaria que tendrá lugar el 27 De septiembre de 2015.

Estáis todos invitados a correr por este pozo, hemos abierto un dorsal 0 para todo aquel que no pueda venir y le apetezca participar: www.boxesofdreams.com

DONDE ACABA EL YO Y EMPIEZA EL TU.

Es comprensible que la Responsabilidad Social Empresarial no haya tenido niveles muy altos de credibilidad en estos últimos años, dado el trasfondo de aumento de la desigualdad, corrupción, crisis y “favores fiscales” frente a los recortes y las políticas de austeridad.

Pero también es cierto que en la última década la RSC ha favorecido causas de justicia social como la integración de la discapacidad en el trabajo, el tratamiento de la diversidad étnica, la igualdad de género, las medidas medioambientales…

La solidaridad, tal como afirma Eduardo Romero, no se agota en uno mismo, la solidaridad es alteridad en estado puro. Siempre es hacia otro. La solidaridad bien entendida empieza allá donde se acaba el yo y empieza el tú.

En la web del Observatorio de Voluntariado Corporativo se puede leer lo siguiente: 2015 va a ser un año crucial para el desarrollo de las actividades de voluntariado realizado por empresas en colaboración con el Tercer Sector, en todo el mundo. Este año se pone en marcha Impact 2030: una iniciativa -liderada por el sector empresarial y el Pacto Global de las Naciones Unidas- para poner en valor el Voluntariado Corporativo. Se trata de que éste se convierta en la gran herramienta de servicio del sector privado a toda la sociedad, para alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDO), que se presentarán en la ONU en septiembre para sustituir a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDO).

¿No crees que merece la pena intentarlo?


Comparte:
  • ¿Te gusta este artículo?  


Post Anterior

El cliente en 2033



Próximo post

NOVEDADES 2015