PUT YOUR
FEET
IN THE
RIGHT
PLACE

Estarán ustedes de acuerdo con nosotros en que son necesarias unas herramientas potentes, claras y precisas que permitan que nuestros productos salgan al mercado lo más preparados posible para enfrentarse a este escenario tan complicado.

“Be sure you put your feet in the right place. Then stand firm”

Asegúrate que pones los pies en el lugar adecuado. Después, permanece firme

Esta clásica frase de Abraham Lincoln nos ha inspirado este post, ya que resume perfectamente lo que queremos decir con el.

Si tenemos en cuenta que el número de lanzamientos anualmente se cuenta por decenas de miles de productos a nivel mundial y que, según un artículo publicado en Harvard Business Review (Why Most Product Launches Falil– Abril 2011), la tasa de fracaso de estos nuevos lanzamientos se sitúa entre el 40 – 80% por razones relacionadas mayoritariamente con la falta de preparación o testeo en las diferentes fases de lanzamiento.

Si asumimos que la revolución digital ha hecho que la línea entre la empresa y el consumidor sea cada vez más delgada, ofreciéndonos una poderosa arma de doble filo que por un lado tiene la capacidad de realizar un juicio inmediato sobre el producto y la marca y, por otro, es una potentísima herramienta para saber, seguir, monitorizar, segmentar, etc, el gusto del consumidor.

Y si no perdemos de vista en ningún momento que el packaging, estuche, caja, cofre, envase… es el primer punto de contacto del consumidor con el producto, estarán ustedes de acuerdo con nosotros en que son necesarias unas herramientas potentes, claras y precisas que permitan que nuestros productos salgan al mercado lo más preparados posible para enfrentarse a este escenario tan complicado.

Diseño si, novedad también, pero solo será innovación si representa, contribuye, cuestiona, integra, da respuesta, define y/o se alinea con los cambios culturales, sociales y estéticos que tienen un impacto real en los consumidores y su entorno.

Como la mayoría de nuestros clientes, nosotros estamos 100% convencidos del poder de venta que tiene el packaging y, si bien es cierto que es imposible controlar todas y cada una de las variables que forman parte del proceso de venta, también lo es que existen herramientas que nos pueden ayudar de forma fácil y precisa a dar en el centro de la diana.

Si nos centramos en el mundo del lujo, esto se agudiza mucho más ya que estamos hablando de un mundo que habla a través del detalle y de la experiencia que le ofrece al cliente.

Hace unos cuantos post ya propusimos una visión revisada del Brief para el diseño de packaging, hoy os proponemos un ejercicio distinto, basado en una de las herramientas de marketing más sencillas y más completas que existen: el DAFO, FODA, o SWOT (en inglés).

Esta herramienta fue creada en los años 60 y supuso toda revolución en cuanto a estrategia empresarial, dándole al inversionista una visión más clara sobre hacia donde debía encaminar sus inversiones, porque ofrecía un mapa bastante claro para asimilar la información tanto externa como interna sobre una unidad de negocio.

Pues bien nosotros pensamos que es posible adaptar esta herramienta para analizar un estuche, cofre, caja etc, etc…

Simplemente con cambiar los ejes de análisis interno y externo por características físicas y comportamiento en el punto de venta, tendremos un modo de determinar el potencial de ese packaging y, lo que es mucho más importantes, de detectar sus posibles carencias y reaccionar con tiempo (se puede ver mucho más claro en el cuadrante que adjuntamos).

 

dafo_design_es

 

Por lo tanto, habría que analizar de manera concreta, crítica y definida las fortalezas y las debilidades de nuestro estuche en cuanto a sus características físicas:

-diseño

– color

– forma

– tamaño

– nivel de detalle / innovación

– información en el cofre / lectura de la misma

– experiencia y usabilidad del cliente ( apertura, transporte…)

– Qué comunica nuestro pack

– Concordancia del diseño con el target al que está dirigido

Y, por otro lado, analizar las oportunidades y amenazas de nuestra caja en el punto de venta:

  • Es digitalmente comunicativo
  • Su logística es adecuada
  • Como es nuestro packaging en relación con el resto de productos de su misma categoría
  • Como será la exposición del producto en el PV
  • Relación Producto- PV – Packaging
  • El canal de venta conoce el producto / es un producto self service en el PV
  • El packaging es adecuado para la estación de venta a la que se dedica

 

Son sólo unas ideas sobre lo que reflexionar, pero si tenemos un cofre promocional de navidad y queremos aspirar a ser la “first option” hay que trabajar duro en detectar debilidades y amenazas para convertirlas en oportunidades.

Debemos equilibrar el diseño estético y el diseño estratégico y alinear nuestros recursos para convertirlos en éxito.

Tal como dijo W.R Lethaby: “diseñar no es el poder abstracto ejercido por un genio.

Es la simple determinación de cómo se ha de realizar un trabajo.”

Be sure you put your feet in the right place ¿estás de acuerdo?


Comparte:
  • ¿Te gusta este artículo?